Tecnología puede transformar la fuerza laboral

Los participantes de la charla “Experiencia del colaborador, factor clave de la economía digital” que se dio en el marco de SAP NOW México coincidieron en que las herramientas adecuadas pueden hacer la diferencia entre un cambio cultural organizacional y la pérdida de competitividad.

Las necesidades y hábitos de los clientes y la transformación digital imponen a las organizaciones el reto para encontrar a los mejores recursos humanos para permanecer a la vanguardia.

Este fue el tema de la charla “Experiencia del colaborador, factor clave de la economía digital” que se dio en el marco de SAP NOW México y en el que participaron Maricarmen Ballesteros, Gerente de Human Experience y Success Factors de SAP, Hernán García, Vicepresidente de talento, cultura y experiencia del Tec de Monterrey, Zahie Edid, Directora de desarrollo organizacional de Liverpool, y Rogelio Segovia, Vicepresidente de Recursos Humanos para Latinoamérica de Christus Muguerza.

“El cliente ha cambiado y exige experiencias personalizadas, y en tiempo real. Tener acceso a distancia a los inventarios, y toda esa digitalización de los canales de venta, especialmente para una empresa de retail como nosotros nos impone retos, y por ello hemos trabajado en ser claros, en tener claridad de saber a dónde tenemos que llegar, saber dónde estamos parados y desarrollar los perfiles que vamos a necesitar desarrollar internamente para mantenernos vigentes para nuestros clientes”, señaló Edid.

Para Segovia, un punto muy importante es mantener un flujo de capacitación continua que incentive la innovación al interior de las organizaciones. “Además de aprender a captar el mejor talento humano disponible allá afuera, debemos aprender a mantener un flujo permanente de capacitación, algo que mata la innovación en una empresa, su capacidad de adaptarse a los cambios es lo que yo llamo ‘efecto corcho’, un tapón que no permite que las personas continúen evolucionando dentro de la empresa y que lleva eventualmente a que el colaborador no vea valor en aportar ideas o se vaya definitivamente de la empresa”.

Todo ello descansa, en opinión de García, en un componente básico: Educación.

“No se trata solamente de educación en las aulas, que por supuesto las instituciones de educación media y superior tenemos la misión de formar y desarrollar a las personas con las habilidades necesarias para esta nueva economía digital. Sin embargo, la educación no solo es tema del aula, también se traduce a que las empresas se deben reeducar, se deben cambiar todos aquellos procesos y acciones que no generan valor, eliminar la burocracia, utilizar la tecnología como lo que es, una herramienta y no la solución final. Podemos tener la mejor tecnología, pero sin personas con la cultura y las habilidades para utilizarla, no tendremos un cambio de fondo”.

Los panelistas compartieron además su visión sobre la forma en que la tecnología transforma su fuerza laboral y coincidieron en que las herramientas adecuadas pueden hacer la diferencia entre un cambio cultural organizacional y la pérdida de competitividad. Coincidieron también en que las soluciones de SAP les han permitido introducir cambios tecnológicos de manera rápida y eficiente con una curva de aprendizaje rápida para las áreas en las que se han desplegado.

Share: